Coloreado selectivo en una imagen con Photoshop

En el artículo Hermosos ejemplos de fotos de color selectivo, pudimos ver algunas muestras de fotos realizadas con la técnica de post-procesamiento conocida como color selectivo (cut out), en donde la mayor parte de una foto se convierte en blanco y negro, pero dejamos algunas partes que se quedan en color.

 

Esto se consigue normalmente mediante el uso de capas y máscaras mediante el software de edición fotográfica (Photoshop, SilverFast, Adobe Fireworks, GIMP, etc.).

 

Una aplicación muy usada de color selectivo es el retrato, para mantener los ojos y a veces los labios de color, frente a una fotografía de otro modo blanco y negro. Esas regiones pequeñas de color en una imagen monocromática inmediatamente llaman la atención del espectador. Hasta aquí la teoría.

 

Pero ahora pasamos a la práctica mediante un tutorial para realizar la técnica del color selectivo con Photoshop. La foto que he seleccionado la tengo publicada en Flickr, y después de ajustarla un poco (enderezarla, ajustar el color y recortarla) ha quedado así:

 

 

Es un efecto muy sencillo que podemos hacer con Photoshop, y no necesitas tener mucha experiencia con dicho programa. Como hemos mencionado se trata de conseguir que sólo una zona  pequeña de la imagen quede en color (en este caso las hojas y las flores), y el resto en escala de grises. De este modo conseguimos resaltar la zona  que deseemos, y dar  un toque original a la foto . Aunque es un efecto muy empleado , pero podemos darle nuestro toque personal.

 

Existen muchas maneras de hacerlo, pero tal vez ésta sea la más sencilla, me he inspirado en un artículo que he visto en BuenaFoto. Aquí tienes todo el procedimiento paso a paso:

 

  • Paso 1. Abre la foto que quieres retocar, con Photoshop por supuesto.

 

  • Paso 2. Vamos a la barra de herramientas de Menú y seleccionamos Capas.

 

  • Paso 3. Haz clic en "Nueva" luego en "Capa" y en el cuadro de dialogo que aparece le pone un nombre por defecto y le das a "Ok".

 

  • Paso 4. Ve al panel de la derecha de la pantalla, en la parte de abajo donde se encuentran las pestañas "Capas",  "Canales" y "Trazados", y selecciona la de "Capas".

 

  • Paso 5. En esa pestaña de Capas, verás un recuadro rectangular con un menú desplegable, donde pone "Normal", pulsa en la flecha y se despliga su contenido, donde nos ofrecen los modos de fusión de las capas. Selecciona "Tono", está entre los últimos de abajo.

 

  • Paso 6. Ahora en el panel Herramientas (el de la izquierda), selecciona la herraienta "Pincel". En dicho panel, en la parte inferior aparece la zona de selector de color, con dos cuadrados superpuestos, el que esta en la parte de arriba es el color frontal y el de abajo el color de fondo. Pulsa el de color frontal y selecciona el color negro.

 

  • Paso 7. Una vez seleccionada la herramienta Pincel y el color Negro, elije un tamaño de pincel (segun la superficie que lo vas a emplear) que se encuentra en la barra de opciones que aparece en la parte superior (debajo del menú principal), y selecciona la Opacidad (en porcentaje) y ponla al 100%.

 

  • Paso 8. Cuando empieces a pintar sobre la foto, verás que se va quedando en escala de grises, perdiendo el color, conforme pasas con el pincel. Colorea con el pincel las zonas que quieres que queden en escala de grises, o sea sin color. Y deja el objeto o zona que quieres resaltar, sin tocar, en su color original. Según vayas coloreando y acercándote a los detalles, deberás ir cambiando el tamaño del pincel, y utilizar una vista ampliada para no invadir las zonas que quieres dejar en color.

 

  • Paso 9. Una vez hayas coloreado todo lo que querías, cuidando mucho los detalles y contornos, vuelve al menú principal de "Capas" (parte superior) y selecciona "Acoplar imagen", casi al final del todo en dicho menú.

 

¡Y ya está! Un efecto sencillo y llamativo, y este es el resultado:

 

 

El ejemplo que aparece en este artículo lo he terminado en una hora más o menos, tal vez por que soy un poco meticuloso y me he tomado mi tiempo, pero esta técnica es muy fácil y sencilla de realizar, aunque depende del motivo.

 

Una última recomendación que no he comentado. Al pasar el pincel para ir borrando la zona de color, y convertirla en escala de grises, puede ocurrir que no esté totalmente borrado y no lo apreciemos bien.  Pongo otro ejemplo para que lo veamos bien, se trata de un detalle parcial.

 

Detalle de la foto origen, en donde solo queremos dejar las flores de las amapolas en color, y el resto en escala de grises:

 

 

Detalle de la foto parcialmente procesada, sin terminar, faltan algunos tallos pasarlos a blanco y negro, pero las flores están casi perfiladas :

 

 

Detalle de la zona de enmascaramiento. Aparentemente la imagen anterior podría parecer terminada, Pero si en la zona del panel de la derecha de la pantalla, en la pestaña Capas, desactivamos el Fondo y dejamos solo la Capa, aparece la siguiente sorpresa:

 

 

Si te fijas existen zonas en las que no está la transformación de color a blanco y negro totalmente hechas, esas zonas no deben existir, pues en una copia que imprimamos aparecerá restos de color y no solamente en escala de grises que es lo que pretendemos. Así que a trabajar un poco más y lo arreglamos pasando de nuevo el pincel por esas grandes zonas hasta que queden totamente oscurecidas, y dejamos los detalles para más tarde:

 

 

Como puedes imaginar, va a ser una constante el activar y desactivar el Fondo para ver como va quedando la Capa, según vamos trabajando en la transformación.

 


comentarios Comentarios publicados en :


maite uriarte el 01/08/2012:

kiero crear una foto mia con labios de colores y cara en blanco y negro gratis pero no se como debo hacerlo


comentarios Escribe un comentario en la sección :