David Hamilton, más que un fotógrafo

Desde más de cuatro décadas pertenece David Hamilton, que en la actualidad ya tiene 79 años, al élite a escala mundial de los fotógrafos. Muchos de sus colegas le atribuyen un mérito especial: ha conseguido sacar la fotografía de su imagen puramente documental. Desde entonces se estableció como una nueva forma de las Artes Escénicas.


David Hamilton es natural de Gran Bretaña. Con sólo 18 años vino a Paris y se entusiasmó por esta ciudad inmediatamente. Aun sin conocimientos del idioma se quedó a vivir. Trabajó como delineante y maquetista en una oficina de arquitectos. Al mismo tiempo empezó a pintar. A través de la pintura llegó a conocer el editor de la revista "Elle", quién le ofreció un puesto de trabajo de maquetista. Rápidamente ascendió. Volví a vivir en Londres convirtiéndose en una persona con mucho renombre en los así llamados "SwingingSixties", antes de regresar nuevamente a Paris como director artístico.

 

fotógrafo David Hamilton

 

Gracias a su experiencia en el mundo de la moda y los shootings fotográficos que ello conlleva, a finales de los años 1960, David Hamilton empezó a fotografiar él mismo. Su gran inspiración eran bellas mujeres y la luz de la Cote d'Azur en St. Tropez, donde se compró una casa, en la que vive hasta hoy día. En sus imágenes desarrolló un estilo muy propio. Rechazó todo tipo de luz artificial que se puede adquirir hoy en día en Arrow Europe, sino quería capturar la fuerza de la luz del sol, el romanticismo del momento y la inocencia del motivo. Y con esto se hice famoso: con las imágenes de chica jóvenes fotografiadas con objetivo con flou, bodegones y retratos, todas imágenes de una suavidad característica, gracia y fragilidad que parecían pintadas. Las obras de David Hamilton también graban momentos muy privados entre el fotógrafo y su objeto. Hamilton consigue crear una confianza profunda con sus modelos, de tal forma que causan en el observador el sentimiento de un momento de gran cercanía.

 

fotografía de David Hamilton

 

Cada una de sus imágenes lleva su sello inconfundible, ya que trabaja únicamente con luz natural, emplea objetivo con flou y trajes históricos. No tiene intención de crear algo nuevo o moderno. Igual si acto erótico o paisaje, Hamilton encuentra sus modelos en las composiciones de los maestros de la historia de arte, como por ejemplo Raffael, Balthus o Degas.


comentarios Comentarios publicados en :


Actualmente no ha ningún comentario publicado


comentarios Escribe un comentario en la sección :